Tres meses duró trabajo conjunto de PDI y Fiscalía para establecer la responsabilidad de dos imputados

En el marco de una compleja investigación, la PDI Arica y la Fiscalía Local lograron la desarticulación de una red de explotación infantil, que operaba en la ciudad. Hay dos imputados, un hombre y una mujer mayores de edad y de nacionalidad chilena, quienes fueron formalizados por los delitos de obtención de servicios sexuales de menor de 18 años, en carácter de reiterado, almacenamiento de material pornográfico infantil y explotación sexual de menor de 18 de años, respectivamente.

Esta investigación llevada adelante por personal especializado de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI Arica, y que fue instruida por la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía Local de Arica, es la primera que se realiza con la nueva normativa contra estos delitos, y permitió establecer que esta red cometía estos ilícitos graves con NNA pertenecientes a un hogar de acogida de la ciudad. Así, se acreditó que la imputada, de 19 años, coordinaba y facilitaba la prestación de servicios sexuales por parte de adolescentes, mientras que el imputado, de 51 años, obtenía los servicios sexuales a cambio de dinero o droga.

Delitos complejos

“Se trata de una investigación de delitos con crímenes complejos en la figura de explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, así como también la producción y almacenamiento de material pornográfico infantil, entre otros delitos. Se ocuparon diversas técnicas de investigación criminal, asimismo se conformó un equipo multidisciplinario y profesional especializado en lo que tiene que ver con la violencia sexual en el nuevo marco normativo que existe en el país”, explicó el subprefecto Patricio Hernández, jefe de la Brisex de la PDI Arica.

Por su parte el fiscal Elías Gutiérrez, señaló que “corresponde a una investigación compleja en su tramitación y para lo cual se conformó un grupo multidisciplinario de la PDI. En el caso de la imputada, ésta coordinaba que adolescentes prestaran servicios sexuales a cambio de dinero; y en el caso del imputado, formalizado por obtención de servicios sexuales y quien cancelaba estas prestaciones sexuales con dinero y también con ciertas sustancias de droga”.

La investigación se extendió por alrededor de tres meses y medio, e incluyó un trabajo interdisciplinario de la PDI con personal de la Brigada Investigadora de Trata de Personas y la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado, con el que se logró obtener un cúmulo de antecedentes que permitieron obtener las órdenes de aprehensión de los imputados.

“En el equipo interinstitucional, intersectorial, debimos ocupar diferentes tipos de áreas, miradas y enfoques para conseguir un material especializado, un material producido por la investigación criminal que se dio. Trabajamos con el equipo de trata de personas, además trabajamos con un equipo que lo conforma la Brigada Antinarcóticos de esta Región de Arica y Parinacota, como también con un equipo especializado del área de la violencia sexual”, explicó el subprefecto Hernández.

About The Author

Agregar un comentario