Los imputados defraudaron a cuatro empresas del país mediante la vulneración de los medios de seguridad de sus bancos, accediendo así a las cuentas corrientes de las víctimas.

La Fiscalía Regional de Aysén, a través de su Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos y la Brigada Contra el Cibercrimen de la PDI Metropolitana, logró la detención de tres adultos, dos hombres y una mujer por fraudes en transacciones electrónicas a cuatro empresas del país.

El fiscal Regional, Carlos Palma Guerra, explicó que desde diciembre de 2022 y hasta marzo de este año, estos sujetos defraudaron a empresas mediante la vulneración de los medios de seguridad de bancos, accediendo así a las cuentas corrientes de sus víctimas.

Uno de los detenidos se encargaba de hackear las cuentas corrientes de las empresas, luego de vulnerar el sistema bancario transferían el dinero desde las cuentas de las empresas afectadas hacia cuentas bancarias a nombre de empresas fantasma.

Palma, añadió que los imputados recibían una parte de el dinero y otro porcentaje para un hacker, que aún no ha sido identificado. Una vez los fondos eran transferidos fraudulentamente, una cuarta imputada, actualmente en prisión preventiva desde abril de este año por estos hechos, concurría a sucursales bancarias para retirar el dinero.

Las víctimas son una empresa agrícola por 25 millones de pesos; una empresa de climatización defraudada por 14 millones; más de 24 millones de pesos, donde la afectada fue una empresa prestadora de servicio y una empresa de producciones por 25 millones de pesos.

El prefecto Luis Orellana, jefe de la Brigada Investigadora del Cibercrimen Metropolitana señaló que hasta el momento “se llevan analizados montos que superan los 400 millones de pesos”.

Y añadió que “llama la atención que entre los documentos que se incautaron, se encontró un instructivo donde se indicaban los pasos de cómo se debía crear estas empresas para recibir los dineros, el monto que tenían que colocar, el giro, como también a nombre de qué persona tenían que quedar este tipo de empresas”.

En el operativo la PDI incautó computadores, dos vehículos -uno de alta gama-, documentación, tarjetas de crédito, débito y de coordenadas, tanto de los imputados, terceras personas y también de empresas.

Por orden del Ministerio Público los tres imputados quedaron con prisión preventiva mientras mientras transcurran los 90 días de investigación.

About The Author

Agregar un comentario