07/04/2024
La mayor bolsa de criptomonedas del mundo admitirá haber actuado mal y aceptará pagar US$ 4.300 millones en multas. “Cometí errores y debo asumir mi responsabilidad”, escribió Zhao en X, antes Twitter. “Esto es lo mejor para nuestra comunidad, para Binance y para mí mismo”, sostuvo.

El director ejecutivo de Binance, la mayor bolsa de criptomonedas del mundo, renunció a su cargo y se declaró culpable de violar los requisitos penales estadounidenses contra el blanqueo de dinero, en un acuerdo que podría preservar la capacidad de la empresa para seguir operando, según documentos judiciales.

Changpeng Zhao compareció el martes ante el tribunal federal de Seattle y se declaró culpable, según los registros judiciales. Los fiscales acusaron a Binance, propiedad de Zhao, de facilitar transacciones con grupos sancionados. Binance animó a los usuarios de EE.UU. a ocultar su ubicación para que la empresa pudiera evitar el cumplimiento de las leyes estadounidenses contra el blanqueo de dinero, dijeron los fiscales.

Binance se declaró culpable y acordó pagar multas por un total de US$ 4.300 millones, que incluyen cantidades para resolver las acusaciones civiles formuladas por los reguladores.

Zhao ha acordado pagar una multa penal de US$ 50 millones, aunque esa cantidad podría reducirse en función de las sanciones civiles separadas que ha acordado pagar, de acuerdo a los registros judiciales. El acuerdo de culpabilidad de Zhao aún no se ha hecho público.

“Cometí errores y debo asumir mi responsabilidad”, escribió Zhao en X, antes Twitter. “Esto es lo mejor para nuestra comunidad, para Binance y para mí mismo”, sostuvo.

Binance coin, el token nativo de la bolsa, cayó un 5,3% desde su valor un día antes, a US$ 242, según datos de CoinDesk. Por su parte el bitcoin, la mayor criptomoneda, bajó un 1,5% en el mismo periodo.

El acuerdo pone fin a largas investigaciones sobre Binance. Zhao fundó la firma en 2017 y la convirtió en el centro más importante del mercado global de criptomonedas. La investigación penal ha ensombrecido a la empresa, incluso cuando su cuota de mercado creció inicialmente tras el colapso el año pasado de FTX, uno de sus principales competidores extraterritoriales.

En un comunicado, Binance reconoció que en el pasado carecía de los controles de cumplimiento necesarios, pero que el acuerdo marcaba su asunción de responsabilidades.

Los ejecutivos han huido recientemente de Binance, y se ha despedido a una parte de los empleados este año mientras la compañía luchaba por llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses.

Binance sabía en 2018 que tenía millones de usuarios estadounidenses, pero no estableció un programa para detectar el lavado de dinero o las violaciones de las leyes de sanciones, según los fiscales. Como resultado, Binance procesó operaciones entre estadounidenses y usuarios que se cree que están en Irán por valores de US$ 899 millones, entre enero de 2018 y mayo de 2022, señalaron los fiscales.

Zhao sabía que tenía muchos clientes estadounidenses, escribiendo en un chat de septiembre de 2019 que era “mejor pedir perdón que permiso” para amasar tantos usuarios estadounidenses a pesar de las leyes que parecían prohibir hacerlo, consignaron los fiscales.

“Utilizar las nuevas tecnologías para infringir la ley no te convierte en un perturbador. Te convierte en un delincuente”, declaró el fiscal general Merrick Garland.

El acuerdo permite a Zhao conservar su participación mayoritaria en Binance, aunque no podrá desempeñar un papel ejecutivo en la empresa. Funcionarios del Departamento de Justicia indicaron que no es elegible para regresar a la firma.

Zhao se enfrenta a una pena máxima de prisión de 18 meses, según las directrices federales sobre sentencias. Será sentenciado en una fecha posterior.

El resultado se asemeja a un caso anterior que los fiscales presentaron contra los ejecutivos de BitMEX, una bolsa de negociación de criptoderivados con sede en las Seychelles. Su exdirector ejecutivo, Arthur Hayes, se declaró culpable de violar la ley contra el blanqueo de dinero y fue condenado posteriormente a dos años de libertad condicional, evitando una posible pena de prisión de seis a 12 meses.

El Departamento de Justicia y Binance lucharon durante meses para llegar a un acuerdo, según personas realizadas con el asunto. Zhao contrató recientemente a un nuevo abogado principal, William A. Burck, de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, para que le represente ante el Departamento de Justicia. Gibson Dunn & Crutcher ha representado a Binance.

El acuerdo anunciado el martes no incluye un pacto con la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), que demandó a Binance y Zhao en junio y alegó que violó las leyes estadounidenses de protección de los inversores, afirmaron las personas. Las principales bolsas de criptomonedas, como Binance, han decidido litigar con la SEC, creyendo que pueden demostrar que las criptomonedas no califican como el tipo de inversiones supervisadas por la SEC.

La investigación del Departamento de Justicia examinó el programa de Binance para detectar y prevenir el blanqueo de dinero y si permitía a personas de países sancionados, como Irán y Rusia, comerciar con estadounidenses en la bolsa, según informó anteriormente The Wall Street Journal.

Un acuerdo separado resuelve una demanda civil presentada contra Binance y Zhao a principios de este año por la Commodity Futures Trading Commission (CFTC), uno de los reguladores estadounidenses que ha tratado de vigilar el libre mercado mundial, dijeron las personas. Los US$ 4.300 millones que Binance debe pagar incluyen cantidades para hacer frente a las reclamaciones de la CFTC y las formuladas por las agencias del Departamento del Tesoro.

La CFTC aseguró que Binance durante años no tuvo un programa para prevenir y detectar la financiación del terrorismo y el blanqueo de dinero. También sostuvo que Binance daba a los estadounidenses acceso a derivados como futuros o swaps que sólo pueden negociarse en EE.UU. si se ofrecen en plataformas reguladas. Según la CFTC, Binance nunca se registró ante los reguladores estadounidenses, por lo que sus arriesgados productos apalancados estaban vedados a los operadores estadounidenses.

“Cualquier institución, dondequiera que esté ubicada, que quiera cosechar los beneficios del sistema financiero estadounidense debe también cumplir las normas que nos mantienen a todos a salvo de terroristas, adversarios extranjeros y delincuencia, o atenerse a las consecuencias”, declaró la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Binance se fundó en Shanghai, pero Zhao reside en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y había restringido sus viajes este año. Los EAU no tienen un tratado de extradición mutua con los EE.UU., aunque el año pasado los países firmaron un tratado que mejora el intercambio de pruebas policiales.

Los EAU han seguido acogiendo favorablemente las criptomonedas, a pesar de que países como China y Estados Unidos han tomado medidas enérgicas contra este sector no regulado. El estatus de Zhao fue un punto de fricción en las negociaciones entre el gobierno y Binance durante meses, según personas relacionadas con las conversaciones.

About The Author

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *