Una mujer con discapacidad visual causada por la diabetes fue sana dentro de una iglesia en Estados Unidos. A pesar de dudar del poder de Dios, fue testigo del milagro y su fe se fortaleció.

Durante el evento evangelístico “Every Heart Tour”. Stacey de Nueva York experimentó un milagro después de que los médicos le dijeran que se estaba quedando ciega. “Cuando llegue al evento por la noche, no podía ver. Me estaba quedando ciega por la diabetes y no podía leer nada. Luego llamaron al equipo de intercesión para orar por mi sanidad”, dijo Stacey.

Stacey sabía que necesitaba un milagro de Dios para volver a ver, pero dudaba que pudiera ser curada. “Tenía muchas dudas. No funcionó la primera vez, pero los que interceden  insistian en la oración y, como dije, tenía muchas dudas”, explicó Stacey. Cuando oró por segunda vez, a pesar de tantas dudas, el Espíritu Santo la sorprendió.

“Ella oró por mí nuevamente y pude leer las palabras en la pantalla y pude ver caras. Antes no podía ver la cara de nadie, todo estaba borroso. Podía ver mucho mejor y estaba en shock porque el Espíritu Santo acababa de sanar mis ojos. Gracias Jesús”, concluyó.

Stacey regresó a casa viendo claramente gracias al milagro de Jesús. Como ella, muchos otros fueron sanados y liberados en el evento que llevó a muchos jóvenes a Cristo.

About The Author

Agregar un comentario